El Kanban es una técnica, muy sencilla, que usada en una refaccionaria te puede ayudar a incrementar ventas y reducir la inversión en inventario, ¿cómo? Teniendo el producto cuando lo requiere tu cliente y no comprando más de lo que necesitas.

Es una técnica muy sencilla porque es “visual”, esto significa que no necesitas consultar tu sistema de cómputo o tus tarjetas del Kardex, ni ningún otro sistema de control de compras que lleves, para darte cuenta que necesitas comprar el producto y la cantidad que requieres.

El Kanban abarca varias técnicas pero este artículo trata sobre una de ellas que es el uso de contenedores o espacios de almacenamiento.